sábado, 25 de enero de 2014

Acondicionadores de Lush

Siguiendo la línea de la última entrada en la que os daba mi opinión sobre los champús sólidos de Lush que he probado, hoy voy a seguir contando mi experiencia con los acondicionadores.





Al contrario que con los champús, no me he atrevido con los acondicionadores sólidos y hasta el momento no tengo intención de probarlos porque con los dos siguientes de los que os voy a hablar estoy más que satisfecha.

Crema Americana:

Es el acondicionador líquido más famoso de la marca, esta es su descripción del producto:

Nos encanta el aroma de Crema Americana. La vainilla, la salvia, la lavanda y el benjuí tienen una fragancia tan fabulosa que adorarás que, además del rico aroma, tu pelo luzca tan acondicionado. Está lleno de miel, naranjas, y fresas que harán lucir tu pelo súper y sin encrespamiento.





Mi opinión:

Es cierto que el aroma de Crema Americana nos encanta, a mí me huele a una mezcla entre canela, vainilla y fresas delicioso que además dura bastante en el pelo, en cuanto al acondicionado no es que sea la panacea, al menos en mi pelo, que a pesar de tener el cuero cabelludo graso las puntas las tengo más bien secas y este producto me ayuda a desenredar y poco más. 
A pesar de no ser mi favorito lo seguiré comprando por varios motivos, en primer lugar porque es uno de los pocos acondicionadores que existen en el mercado que no contienen siliconas (ninguno de los de Lush las contienen), porque la botellita pequeña de 100 gr. me viene genial para llevar en el neceser cuando estoy de viaje, además es posible utilizar una pequeña cantidad como crema de peinado para dar forma a los cabellos ondulados y por último, porque su olor me encanta, es casi adictivo.
Lo tenéis en tres tamaños y precios, podéis consultarlo AQUÍ

SPA:

El otro acondicionador del que os quería hablar es SPA. Esto es lo que dice la marca:

Si tu pelo está dañado pero no te das el tiempo que deberías para aplicarte una mascarilla de pre-lavado, entonces usa Spa. Hará que tu pelo mejore lo suficiente hasta que te puedas hacer tiempo para aplicarte un tratamiento completo de Lush. Nutritivo, suavizante, lleno de melón, proteínas del yogurt, fortificante jojoba y aceite de oliva para alimentar a los cabellos hambrientos con una buena dosis acondicionadora.

Mi opinión:

Para mí es el mejor acondicionador que he probado nunca con diferencia, me lo recomendaron las chicas de Lush para evitar que se me resecara el pelo en exceso al usar El Fairy, pero lo utilizo siempre use el champú que utilice. Es una maravilla porque con una cantidad poco más grande que una avellana me desenreda y acondiciona el pelo que da gusto, me lo deja muy suave, brillante, y suelto y no me engrasa nada a pesar de llevar aceite de oliva y de jojoba.

Este acondicionador lo podemos encontrar en un tarrito de plástico negro de los típicos de Lush y tiene una textura que parece una mascarilla más que un acondicionador, ya que es bastante espeso.

He leído en algunos blogs que hay chicas a las que le resulta demasiado untuoso y les deja el pelo lacio y otras a las que le dura el bote poco tiempo por tener que usar mucha cantidad. En mi caso tengo que decir que ni una ni otra cosa, el pelo me lo deja bastante suelto y con volumen y debido a que no tengo gran cantidad de pelo y además fino, con muy poca cantidad me es suficiente para acondicionar de medios a puntas. Para que os hagáis una idea aproximada, llevo utilizando este bote desde mediados de octubre unas dos veces por semana y mirad como va aún, al menos me queda para un par de meses más.




Es un producto algo caro, ya que solo está disponible en el tarro de 245 gr y cuesta 15.30€, que pago gustosamente porque es el acondicionador que mejor me funciona y porque dura varios meses.

Y hasta el momento estos son los dos únicos acondicionadores Lush que he probado. 

¿Vosotras los habéis usado? ¿Habéis probado los sólidos? Espero vuestros comentarios.
Besos!
Publicar un comentario