martes, 28 de enero de 2014

Lo mejor, lo indeferente y lo peor de Deliplus



Para compensar con la entrada del domingo en la que os hablaba del método que he empezado a seguir para intentar llegar decentemente al próximo verano y en la que me salía del tema potinguil, hoy os traigo todo un clásico, bueno, bonito y barato, que como veis en el título se trata de mi opinión sobre lo mejor, lo peor y lo indiferente de Deliplus.


Esta recopilación es el fruto de bastantes años ya probando la marca, aunque desde que empecé a usarla hasta ahora han cambiado tanto que no hay ninguno de aquellos primeros productos que haya llegado hasta hoy, algunos afortunadamente han cambiado a mejor, sobre todo en lo que se refiere a productos para el cabello y cuidado facial, otros han desaparecido como es el caso del que era mi maquillaje compacto favorito, pero otros, con el cambio de fabricante o fórmula han dejado bastante que desear, como por ejemplo las antiguas ceras depilatorias, tanto las templadas como las frías eran las únicas que utilizaba, luego fueron reformuladas y el resultado fue nefasto, el primer cambio duró bastante poco y sacaron otras nuevas, creo que en este caso, el resultado fue aún peor, dicho esto, comienzo con el repaso...


Cuidado Facial.



Discos Desmaquillantes. Sobre estos productos hay poco que decir, los algodones son los que más me gustan de todos los que he probado, tanto los redondos que utilizo para desmaquillar los ojos y aplicar el tónico como los ovalados para desmaquillar el rostro. Son suaves, no se deshacen y además son económicos.

Toallitas desmaquillates para pieles secas y sensibles. Igual que en el caso anterior, son suaves, no se deshacen, vienen bastante humedecidas y desmaquillan bastante bien, aunque no las uso para desmaquillar los ojos y a poder ser después me lavo la cara con un jabón específico. Suelo usarlas sobre todo cuando estoy fuera de casa, personalmente prefiero el agua micelar, pero son perfectas para sacarte de un apuro o para no llevarte el neceser con todos los potis desmanquillantes a cuestas.

Esponja konjac. Se utiliza principalmente para eliminar cualquier resto de maquillaje o suciedad que haya quedado después de desmaquillar. Para las que no lo sepáis aún, se utiliza humedecida con agua, ya que seca se endurece, sin jabón ni ningún otro producto, simplemente masajeas la cara con ella y listo, últimamente si no la uso después de limpiar la cara por la noche noto que me falta algo, tanto si me he maquillado como si no. Me gusta más que la de Kiko, que es la otra que he probado porque al ponerla debajo del grifo se ablanda inmediatamente mientras que con la otra tienes que insistir más, además, es más económica.


Cuidado Corporal.



De entre los geles e hidratantes corporales de Deliplus, sin duda mis favoritos son los de argán. En ambos casos, me gusta la hidratación, sobre todo claro está la de la crema corporal que entre todas las que tiene la marca es la que mejor deja la piel con diferencia y el olor además me encanta, especialmente ahora para el frío, en primavera y verano prefiero utilizar productos con olores más frescos.

Aceite de almendras dulces. Lo pongo en el apartado corporal porque es para lo que más lo utilizo pero es un aceite multiusos, bien añadiendo unas gotas al gel de ducha, para las piernas cuando las tengo la piel demasiado seca, para el pelo aplicado en las puntas antes de lavarlo, en las pestañas antes de dormir para suavizar y fortalecer, etc.

Rose Nude * Deliplus


Fragancias.

Mi fragancia favorita de Deliplus hasta el momento es Rose Nude, tal y como os conté en esta entrada es muy parecida a Chloé de Chloé y para mí ideal para usar entre diario.





Maquillaje.

Brochas de Maquillaje * Deliplus

Como os hablé en la entrada sobre el Russian Red, tengo que destacar el perfilador para labios número 2 de N&C de Deliplus, que es clavadito al Cherry de MAC y lo utilizo para los labiales rojos.

Las brochas y pinceles son un buen ejemplo de las mejoras de la marca, me parece mentira que unas brochas tan baratas puedan tener esa calidad.

Brocha plana de maquillaje. La utilizo cuando quiero obtener un acabado con mayor cobertura. Tanto que en ocasiones se me va la mano, pero eso no es cosa de la brocha…

Brocha de colorete. Es una brocha muy suave y tupida. Se puede usar tanto para aplicar el colorete como para aplicar la base de maquillaje, sobre todo si quieres menos cobertura que con la brocha plana.

Pincel delineador de ojos. Es pequeñito, firme, y preciso. Lo utilizo sobre todo para poner sombra sobre las pestañas inferiores.

Algo que tienen en común estas brochas es que son de pelo sintético (aunque hay algún pincel de ojos que no lo es), son suaves, tupidas y no pierden ni un pelo, y al tener el mango corto son muy fáciles de manejar, no se les puede pedir más.


Uñas.



Otro producto Deliplus indispensable para mí es el quitaesmalte instantáneo. Es un botecito de plástico con una esponja en su interior impregnada de quitaesmalte, metes la uña, das una vuelta y sale limpia, rápido, sencillo y eficaz.

Los esmaltes de uñas también merecen un lugar destacado en la lista. Son bastante cubrientes, los colores son variados y muy bonitos y aguantan decentemente para el precio que tienen.


Otros productos que merecen la pena pero no son especialmente destacables:

Agua micelar. A pesar de las malas críticas que tiene, a mí me funciona bien aunque no es de mis favoritas.
Los perfiladores de ojos. Los veo muy prácticos porque por una punta tienen el lápiz y en la otra un difuminador.
Los labiales. No están nada mal, en especial los mate, pero tampoco tienen nada destacable desde mi punto de vista.
Gel monogotas de Vainilla.
Mascarilla exfoliante capilar: Esta mascarilla sí me vuelve loca, me encanta el frescor que deja y el olor, pero dejé de usarla porque contiene siliconas, aunque cuando estoy en casa de mis padres y la veo en la bañera me hace ojitos… Quizá vuelva a usarla de vez en cuando.

¿Qué no volveré a comprar de Deliplus?

Como he dicho al comenzar, no volveré a comprar las ceras depilatorias, ninguno de los formatos. No sé a vosotras pero a mí no me valen para nada.
Las lociones corporales con dosificador “pump”. No me hidratan nada, necesito dos capas para notar algo de suavidad. Es otro ejemplo de producto reformulado que antes me gustaba y ahora he dejado de usar, al menos se compensa con las hidratantes en tarrito.
Desodorantes en roll-on. En este caso el desodorante no te abandona, se queda contigo para siempre. Deja tales manchas en la ropa que he tenido que tirar más de una camiseta porque no había forma de quitarlas.
Exfoliante facial: Sé que tiene muchos seguidores pero yo no noto que me limpie nada.
Anticelulítico efecto calor. Una cosa es efecto calor y otra muy distinta que tengas la sensación de que te has quemado en la playa, se pasa rápido sí, pero me resulta muy desagradable.

Espero que la entrada os haya sido de ayuda aunque la hayáis visto millones de veces en otros blogs, al menos, que os haya entretenido un rato.

Mil gracias por leerme!!
Publicar un comentario