lunes, 15 de febrero de 2016

Mis Sombras de Nabla

¡Hola amores!

Cuando decidí retomar el blog, la primera entrada que me vino a la cabeza fue la reseña que os traigo el día de hoy, ya que sin lugar a dudas es uno de los productos que más impacto me ha causado durante los últimos tiempos y ha hecho que prácticamente haya olvidado lo conocido hasta ahora y use casi exclusivamente el recién llegado, se trata, como veis en el título, de las sombras de Nabla.


Sombras en crema NABLA


A pesar de que hace ya bastante tiempo que estas sombras causan furor en las redes sociales y había visto reseñas hasta la saciedad, hasta hace bastante poco he estado esperando a encontrar la oportunidad idónea para probarlas e ir haciéndome con algunas de ellas poco a poco. La ocasión se dio a principios del mes de Noviembre, cuando repetí curso de automaquillaje en Pretty Makeup Albacete con Merce (la Pelirroja Malvada) como maestra de pinceles.
Esta es, si no me equivoco, la única tienda física en España donde se pueden conseguir estas sombras, así que fue un privilegio para mí poder someter a examen a las candidatas y seleccionar a las elegidas sin que mediara una pantalla de por medio.
Me volví loca con todas las de acabado satinado, por su textura, por la pigmentación, por los colores tan especiales que tienen...  las quería todas, pero me vino de repente la cordura y decidí tomar nota mental para repasar luego en casa qué es lo que tengo y no repetir tonalidades tontamente.

Entre todas hubo una que me llamó la atención especialmente, y en cuanto la ví pedí a Merce que mi look lo hiciera con ella. Era Grenadine, un rojo granada con subtono coral y destellos frambuesa, tenía claro que le quedaría genial a mis ojos verdes.
En esta primera ocasión solo me hice con esta sombra, pero a las pocas semanas volví a por Entropy, Sandy y Daphne N2 y me estrené con las sombras en crema de la marca, esta vez solo con Caffeine, hasta que por último, he incluido sombras mate y un par de sombras en crema más, os las muestro a continuación:


Antes de comenzar, he de deciros que yo tengo los ojos verdes, y este ha sido el factor que ha determinado que elija unos u otros colores, como veréis, hay varios burdeos, morados y rojizos.

Grenadine:
Se trata de una sombra satinada, altamente pigmentada y muy cremosa, de color rojo granada con subtono coral y destellos frambuesa.


Es mi favorita, ya que con un pequeño toque de esta sombra "enciende" los ojos verdes de una forma espectacular.

Sugerencia de uso en la página de Nabla: 
Grenadine queda preciosa en el párpado superior junto con Madreperla en el lagrimal a modo de iluminador.
Prueba Grenadine por todo el párpado, perfila el ojo con el lápiz Bombay Black y difumina con Tribeca o Mimesis en el extremo externo (V externa) para un ahumado sexy.

Daphne N2:
Sombra borgoña con reflejos cobrizos y de arándano. Al igual que la anterior, es altamente pigmentada y cremosa y puede utilizarse tanto en seco como en mojado.


La marca sugiere en su página usarla junto con un lápiz negro, sin más. Yo la he usado junto con un toque de Grenadine en el centro del párpado móvil y queda espectacular.

Entropy:
Sombra malva con color semi-topo como base. Se suele comparar con la sombra Satin Taupe de MAC.


Es ideal para usarla sola a diario, me gusta especialmente usarla junto con la sombra en crema Caffeine de base.
La marca nos sugiere utilizarla sola por todo el párpado o como sombra de transición en looks dramáticos, por ejemplo, junto con la sombra Tribeca.

Sandy:
Se trata de una sombra neutra, color arena con un toque champagne.
Personalmente me gusta mucho utilizarla sola, con Caffeine de base o para completar otros looks iluminando con ella el lagrimal.


Lo que la marca nos sugiere: Para crear un sofisticado look de noche, usa varias superposiciones de la sombra difuminadas. Intensifica la cuenca y la base del párpado con Mimesis. Sandy combina bien con cualquier otro color. Gracias a su subtono neutro, puede ser usada con sombras más frias sin excesivo contraste.

Unrestricted:
Es una de mis recientes adquisiciones, de hecho, el último pedido lo he hecho solo por esta sombra, aunque ya os podréis imaginar no ha venido sola.
Se trata de una sombra duo cromo, de color ciruela-borgoña con brillos dorados que dan un aspecto semi-mojado.


Es algo más polvorienta que las anteriores y se debe tener bastante cuidado con ella, ya que con poco que se apoye el pincel en la sombra toma bastante producto y nos podemos pasar.
Me he llegado a hacer un look ahumado solo con esta sombra, que por cierto, queda increíble en ojos verdes.
Sugerencia de Nabla: Unrestricted combina particularmente bien con Clementine. Pruébala con Balkis en los labios.


Sigo con las sombras mate. Todas ellas son de reciente incorporación y no las tengo tan probadas como las anteriores.
Son, como las satinadas, altamente pigmentadas y también se pueden trabajar tanto en seco como en mojado, pero es cierto que son algo más polvorientas. En mis primeras pruebas con ellas he podido comprobar que se difuminan con tanta facilidad como las anteriores, en ese aspecto les doy un sobresaliente.


Mimesis:
Se trata de otra sombra morada-rojiza, es muy parecida al tono base de Unrestricted. Es la menos polvorienta de mis tres sombras mates.


La he probado en la cuenca solo con el Paint pod Soft Ochre de MAC sellado con Brulé (MAC) y en unas cuantas pasadas con el pincel de difuminar y un poco de máscara de pestañas tenía el look terminado, me ha llamado especialmente la atención lo fácil que es de trabajar.
Sugerencia de la marca: Mimesis queda preciosa con Petra o Caramel para crear un ahumado suave, elegante y aterciopelado.
Aplica Citron en el párpado y Mimesis en la cuenca, ambas hacen una combinación perfecta una con otra para un ahumado imponente.

Caramel:
Se trata de una sombra, como su nombre indica, color caramelo clásico, tirando a camel diría yo.
Es la más polvorienta de todas y como consecuencia, la que más intensidad pierde al aplicarla. La he comprado principalmente para transiciones, pero siguiendo las recomendaciones de la marca, la he probado por todo el párpado móvil junto a mímesis en la cuenca y queda bastante bien, aún así, es la que más desconcertada me tiene y aún no tengo muy claro cuál es el uso que le voy a dar.


La sugerencia que nos hace la marca también es bastante general: Interesante usarla con numerosos colores para alcanzar combinaciones específicas y delicados contrastes. Queda muy bonita en la cuenca del ojo para un look suave y cálido.

Petra:
Sombra color Siena, cálida, con subtonos rojos-rosáceos.
Esta sombra sí que me parece perfecta para transición o para llevarla en la cuenca con una sombra color piel por todo el párpado como única combinación para un look diario.
La he probado por todo el párpado con Mimesis en la cuenca tal y como sugiere la marca y la combinación me ha gustado muchísimo.
Me atrevería a usarla incluso como colorete, todo se andará...


Sugerencia de Nabla: Petra es capaz de avivar ojos azules y verdes, si los tienes marrones añadirá un toque cálido a tu rostro.
Crea un elegante y suave ahumado aplicando Petra en ambos párpados, y cuidadosamente, difumina los bordes. Añade Sandy en el lagrimal como iluminador.

Sombras en Crema.

Después del éxito de las sombras en polvo, Nabla lanzó a finales del año pasado la primera colección de sombras en crema compuesta por 6 colores, aunque poco a poco han ido incluyendo más en las nuevas colecciones.

Comparadas con los Paint Pod de MAC he de decir que son mucho más cremosas, blanditas y bastante más pigmentadas. Aunque por el envase parezca que las de MAC traen bastante más cantidad, lo cierto es que ambas contienen 5gr (0.17fl), pero en caso de Nabla son bastante más económicas, pues cuesta 11,50€ cada una frente a los 20,50€ de los de MAC.



Estas son mis tres sombras en crema de la marca (de momento):

Dandy: 
Sombra dorada bronce con destellos champagne. Se puede usar sola para un look diario, ilumina mucho la mirada.
La sugerencia de Nabla: Perfecta para usarla sola, Crea sombras naturales que son particularmente buenas creando efecto de tres dimensiones.

Caffeine:
Sombra marrón oscura con destellos en bronce. Me encanta para usar como sombra base. Suelo aplicar encima Sandy o Entropy.

Supreme:
Sombra rojo granada brillante con base coral. Muy parecida en su descripción a la sombra en polvo Grenadine, aunque el acabado al trabajarla es diferente.



Todas las sombras en polvo las podéis encontrar en dos formatos:
Envase de plástico: 2,5 gr. 7,90€
En godet para paleta imantada: 2,5gr. 6,50€

Las sombras en crema contienen 5gr. y su precio es de 11,50€

En el caso de las sombras en godet, por la compra de entre 6 y 11 sombras, obtendrás de regalo la paleta customizable "Liberty", con capacidad de 6 sombras, y si compras de 12 en adelante, conseguirás la paleta de 12 sombras.
En cualquier caso, estas paletas se pueden comprar a parte, por 6€ la de 6 sombras y por 10€ la de 12.

¿Dónde comprar las sombras de NABLA?

Yo he adquirido la mayoría en la tienda Pretty Makeup de Albacete, que tal y como he comentado al principio del post, si no me equivoco, es la única tienda física donde se pueden encontrar en España, por lo que si tenéis la oportunidad de pasaros y probaros las sombras mucho mejor, si no, podéis acceder a su página de venta online aquí.

Otras páginas online:

Nabla
Maquillalia
Glamtown

¿Os habéis estrenado ya con estas famosísimas sombras? ¿Cuáles son las que más os llaman la atención?

Felíz Semana!

Publicar un comentario